El sueño de muchos es vivir una experiencia de trabajo internacional y yo no soy la excepción. Sin embargo, he sido una persona tan escéptica en cuanto a este tipo de opciones de vida que nunca me interesé hasta hace poco cuando conocí una modalidad  llamada International Experience Canada (IEC) para jóvenes que desean vivir una experiencia laboral; y que, a su vez, les permitirá viajar dentro del país Canadiense durante uno o dos años según la nacionalidad del participante. Mi curiosidad fue tan grande que decidí investigar un poco más y me di cuenta que mi país forma parte del programa de cooperación que permite desarrollar este tipo de experiencias para jovenes alrededor del mundo y después de eso decidí participar.

Debo confesarlo, aún dudaba de ser elegida entre tantos participantes y ya les voy a explicar las razones. Primero, subí mi aplicación la última semana estipulada para participar durante el año (eso fue en octubre del 2016). Y segundo, existe un lote de visas y work permits para emitir por país ¿cuántas posibilidades tendría si participé practicamente al final? Sin embargo, me decidí a participar sin niguna expectativa de ser seleccionada.

Pasó un mes y medio aproximadamente cuando recibí un correo electrónico de CIC (Immigration and Citizenship Canada) informando que había sido seleccionada como candidata para ingresar a las pools (o el sorteo de los works permits), así que continué con el proceso. Luego de esto, pasó un lapso de tiempo y finalizando el mes de febrero recibí una segunda notificación indicando que era candidata y que debía aceptar o declinar la invitación del Gobierno Canadiense para optar por el programa IEC en donde podría obtener el permiso de trabajo o el famoso work permit en la categoría de Working Holiday por un año.

Cuando recibí ese correo no lo podía creer ni siquiera recordaba de qué me estaban hablando, hasta que finalmente hice una recapitulación de un par de correos antiguos que tenía en mi bandeja de entrada sobre el tema. Bueno retomando lo que estabamos hablando, debí terminar de llenar unos formularios en línea sobre mi información personal muy básica y aceptar la invitación o declinarla. Por supuesto que yo acepté,  tenía un lapso de tiempo de 10 días para tomar la decisión (a mi me tomó 8 días) y después de aceptada me informaron que tenía 20 días de tiempo para subir a mi perfil creado toda la documentación necesaria y realizar el respectivo pago; y así lo hice.

Mi proceso fue relativamente rápido, ya que después de subidos los documentos el Gobierno de Canadá tiene un lapso de 56 días para enviar el resultado a los aplicantes; sin embargo, a mi me tomó solamente dos días en conocer el resultado mediante una notificación de correo y en mi perfil en donde me solicitaban mi pasaporte, ya que mi permiso de trabajo y visa habían sido aprobados.

Después de recibir ese correo llamé al centro de oficinas donde reciben los pasaportes para obtener más información (en mi país no hay Embajada de Canadá) y me indicaron que debía hacer un pequeño pago por el costo del envío a la embajada encargada del programa. Bueno me dirigí a dichas oficinas y entregué el pasaporte junto con el recibo del pago y la carta donde me indicaban que había sido aceptada, este proceso tardó una semana.

Finalmente, después de todo el largo proceso que tomó aproximadamente seis meses recibí mi carta de entrada a Canadá y ahora mismo me encuentro organizando mi viaje que será en algunos días.

Próximamente, les comentaré sobre los requisitos y sobre mi experiencia estando ya en Canadá.

Imagen tomada de www.cic.gc.ca

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *